Noticias

 

Prepara tu vehículo para el mal tiempo

Fecha: 18/12/2019

Teniendo en cuenta que este domingo entra oficialmente el invierno, y estamos en época de lluvias, nieve y otros fenómenos atmosféricos, es importante ser consciente del mantenimiento de nuestro vehículo. Desde nuestro taller en Zaragoza os damos varios consejos que aumentaran vuestra seguridad al volante y evitarán problemas.

PROTEGE TU VEHÍCULO DEL FRÍO

Inspecciona los neumáticos

Éstos se deben revisar para comprobar que están en buen estado. Es conveniente considerar comprar un juego de neumáticos específico de invierno, ya que por sus características, nos van a garantizar mayor tracción y agarre con temperaturas bajas, y en carreteras mojadas, heladas o nevadas. Otra opción es llevar unas cadenas para la nieve. Las cadenas se montan siempre en el eje motriz, por lo que es importante que sepas si tu coche es tracción delantera o trasera.

Una de las ventajas de los neumáticos de invierno es que no hay que estar quitándolos y poniéndolos, ni están restringidos a 50km por hora, como sí ocurre con las cadenas. Éstas deben retirarse una vez pasada la zona de nieve para que no dañen los neumáticos, si son de metal, o se dañen las propias cadenas en el caso de que sean de tela. Si necesitas adecuar tus neumáticos a esta época del año, consulta aquí las promociones que tenemos disponibles en Cuellar Zaragoza.

 

Verificar los  niveles de líquidos del coche: refrigerante, aceite, limpiaparabrisas.

Se debe comprobar que todos los niveles del vehículo estén entre las marcas del máximo y mínimo de la varilla. En el caso del agua del limpiaparabrisas es conveniente incluir un líquido específico con etilenglicol para evitar que se congele, Además con este compuesto el agua se evapora rápidamente facilitando así la visibilidad.

Examina los limpiaparabrisas

Durante el verano, con las altas temperaturas y las exposiciones prolongadas al sol es habitual que las gomas de las escobillas del limpiaparabrisas pierdan flexibilidad y se resientan. Tras esta época llega el frío que podría agrietarlas, por eso conviene que las revisemos para evitar las consecuencias de haber estado expuestas al contraste de las altas y bajas temperaturas.

Revisa el sistema de alumbrado

En ésta época utilizamos las luces durante más tiempo que en verano ya que los días son más cortos y contamos con menos horas de luz. Por eso tener una buena visibilidad es esencial.

Inspecciona la batería

Con los cambios bruscos de temperatura la vida de la batería puede verse afectada. Durante el invierno sufren más, provocando incluso que el motor no arranque. Es recomendable revisar el estado de carga y estar atentos a las señales del vehículo para detectar posibles anomalías. Ante cualquier consulta pide cita aquí o acude a nuestro taller en Zaragoza y resolveremos todas tus dudas.

AUMENTA LA PRECAUCIÓN AL VOLANTE

Siempre que subimos al coche hay que conducir con la mayor diligencia posible, pero en los casos de mal tiempo todavía más. Toda precaución es poca.

Antes de arrancarlo.

En el caso de coche diesel, no hay que ponerse en marcha nada más arrancarlo. Es recomendable esperar algunos minutos para que poco a poco se caliente. Además es  posible que con el cambio brusco de temperatura cueste arrancarlo.

Climatización adecuada del interior

 La temperatura del habitáculo debe estar en torno a los 21 grados. Una mayor temperatura empañará los cristales y además puede provocar somnolencia al volante.

Reducir la velocidad y mantener la distancia de seguridad.

Las condiciones atmosféricas propias del invierno nos exigen una conducción a menor velocidad, evitando reacciones bruscas al volante. Existe más riesgo de sufrir un accidente por lo que, aumentando la distancia de seguridad, podremos prever situaciones de peligro con el tiempo suficiente.

Elegir marchas largas.

Especialmente sobre lluvia, hielo o nieve, se debe conducir con las marchas del coche más largas, incluso es conveniente arrancar en segunda, siempre que sea posible.

 Evitar el freno.

Sobre hielo, nieve, firme mojado o con viento para frenar o detener el coche, lo ideal es ir reduciendo las marchas y decelerar el coche hasta llegar a parar.

SI VAS A VIAJAR

Consulta el estado de las carreteras

En la DGT nos ofrecen el estado de las carreteras en tiempo real. Es recomendable informarnos, y en caso de que las previsiones meteorológicas no sean buenas, valoraremos posponer o cancelar el viaje para evitar riesgos.

Accesorios de emergencia

Recuerda llevar pinzas, son imprescindibles todo el año pero como hemos visto antes, en esta época es cuando más sufre la batería. Es recomendable llevar algo de comida, bebida  y una manta por si nos encontramos retenciones. Incluye también un pequeño botiquín de primeros auxilios al que pode echar mano ante cualquier urgencia.

Aumenta el número de paradas

La conducción en invierno produce mayor tensión y más fatiga, por lo que debemos parar con mayor frecuencia para hidratarnos e incluso estirar, especialmente en viajes largos. En caso de avería o retención, es importante economizar el combustible por si nos vemos obligados a estar inmovilizados.

¡Buen viaje!

 

Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies